jueves, 2 de julio de 2009

COMO SALIR DE LA DEPRESION ..


La depresión es una condición que se distingue por sentimientos de falta de valía, decaimiento y angustia. La persona deprimida es desdichada y tiene un concepto pesimista de la vida. Es vulnerable a lo amenazante y hasta las frustraciones insignificantes pueden aumentar sus sentimientos depresivos. El individuo piensa que todo cuanto hace le sale mal. Se siente incompetente e indigno del amor y el respeto del prójimo. En suma, tiene un inadecuado concepto de sí mismo. Las formas más graves de depresión pueden parar en intentos suicidas.

Quien padece depresión suele tener fuertes sentimientos de culpa. Se juzga pecador e indigno y cree merecer castigo por sus faltas, pecados e incapacidad. Puede angustiarse continuamente por algún acto cometido muchos años atrás, y no logra eliminar los sentimientos de culpa y preocupación. Por sentirse indigno y pecador, interpreta mal la Palabra de Dios, fijando la atención sólo en los versículos de juicio y condenación. Parece incapaz de aceptar el bondadoso plan de amor y el perdón de Dios, como lo presentan las Sagradas Escrituras, porque se siente indigno de amor y perdón.

Hay que trazar una distinción clínica entre quien padece una reacción depresiva sicótica y quien sufre de reacción depresiva neurótica. La depresión neurótica suele ser más situacional que la sicótica, y su origen a menudo puede hallarse en un suceso precipitante. La victima de depresión sicótica por lo común ha tenido una larga historia de continuados períodos de tristeza y episodios depresivos. En las reacciones depresivas neuróticas no aparece esas ideas falsas fijas, que presentan resistencia a ser cambiadas y alucinaciones frecuentes en quienes sufren depresión sicótica. La persona deprimida es esencialmente un individuo en quien, desde muchos años, viene forjándose sentimientos de indignidad.

El rechazamiento de parte de los padres es un factor frecuente en la experiencia infantil de la persona deprimida. Los padres han hecho en esos años muchas cosas para que el niño se sintiera incapaz. Quizá no hayan dedicado suficiente tiempo a su compañía y le hayan negado la atención y el afecto necesarios. Esta falta de amor es factor básico en muchos casos de depresión.

Los padres demasiado censuradores también hacen que en la persona surjan graves sentimientos de incompetencia que paran en depresión. En vez de alentar al niño y alabarlo cuando realiza algo, puede que lo critiquen por no haberla realizado mejor. Los padres pueden mostrarse contrariados cuando el hijo no obtiene calificaciones excelentes en sus estudios. En vez de animarlo y alabarlo por sus esfuerzos, lo reprenden y critican. Esto hace que el niño considere mínimo su valor y creo que lo único que le queda es fracasar. Situaciones similares, multiplicadas con el correr de los años, son la raíz de muchos casos de grave depresión. La critica de los padres puede también asumir forma pasiva. Al desentenderse del niño, no dedicarle tiempo o descuidarlo, los padres pueden demostrar su disgusto hacia él.

La crueldad de los padres es otro factor en muchos casos de depresión. A veces, el rechazamiento paterno sobrepasa en mucho los límites normales; los padres son excesivamente castigadores y abusan en lo físico. Algunos niños son sometidos a castigos físicos casi insoportables a manos de padres que también sufren graves desajustes.

Inconscientes sentimientos hostiles suelen también ir asociados a los sentimientos depresivos. Una interesante dinámica a menudo aparece en la persona deprimida. Criada en su hogar falto de afecto y seguridad, la persona puede haberse formado fuertes sentimientos de indignidad y pecaminosidad. Tiene profundo resentimiento por el mal trato que sus padres le han dado, pero teme expresar esa hostilidad hacia ellos. De expresar esa hostilidad hacia los padres u otras personas, sería rechazada y perdería el poco amor y apoyo con que cuenta.. De adulta, cuando se la pone en situación frustrante, tiene miedo de culpar a otra persona. Sintiéndose indigna e incapaz, la persona deprimida se echa entonces la culpa del problema, aunque haya sido enteramente culpa ajena. Esta forma intro- punitiva de manejar la hostilidad es una frecuente dinámica de la depresión.

Una pasada experiencia traumática puede ser la raíz de los sentimientos depresivos. La trágica pérdida de un ser amado o una significativa experiencia sexual de la niñez suelen aparecer como factores en graves casos de depresión.

Los sicoanalistas teóricos subrayan la importancia de los conflictos entre los “impulsos instintivos” y las exigencias de la sociedad. Los impulsos del sexo y de la hostilidad son especialmente prominentes en esta orientación. Estos teóricos indican que el individuo tiene necesidad de satisfacer el biológico impulso sexual y desahogar sus sentimientos hostiles. Como esta conducta es socialmente inaceptable, hay que reprimir dichos impulsos. Esa represión provoca la ansiedad y aparece como causa importante en muchas neurosis. No sabe aceptar la universalidad de los instintos reprimidos en la formación de la conducta neurótica, por esas dinámicas a menudo desempeñan papel importante en los trastornos neuróticos.

Además de las múltiples experiencias infantiles que pueda llevar a la depresión, hay una cantidad de factores de la vida posterior que pueden provocar mucha ansiedad y depresión neurótica. Muchas veces la persona tiene experiencias normales en su niñez, pero al llegar a adulto encara situaciones que pueden provocarle dificultades de ajuste. Probablemente las experiencias más comunes del adulto giren en torne a las dificultades conyugales. Muchas veces, una joven se casa con un hombre cuyo grave desequilibrio no se note antes de la boda. Más adelante, a veces después de varios años, comienzan a revelarse en muchas formas los trastornos de su personalidad. El marido puede volverse grosero con su esposa, darse a la bebida o al concubinato. La mujer ha tenido un nivel de ajuste adecuado pero estas nuevas crisis y frustraciones comienzan a elevar su nivel de ansiedad y a provocar mucha angustia y depresión.

En ciertos casos de depresión la persona se halla particularmente turbada por algún pecado pasado. Hay caso en que un pecado es especialmente amenazador y perturbador para la persona por las enseñanzas que ésta recibió en la niñez. Si la persona cae luego en ese pecado, no logra librarse de la torturante sensación de culpa y depresión. En individuos adecuadamente equilibrados, esa experiencia pecaminosa no se volverá tortura perenne. La persona bien equilibrada acude a Dios en busca de perdón y reconoce que el pecado ha sido perdonado.

Las ventajas secundarias (derivadas de una enfermedad) desempeñan papel importante en la depresión. La dinámica en este caso es que quien se siente indigno y deprimido puede recibir cariño y atención mediante su enfermedad. Sintiéndose malquerido y superfluo, mediante este mecanismo el individuo puede obtener cierta atención de un ser amado. Tal conducta ha de interpretarse como anhelo por satisfacer necesidades emocionales.

5 comentarios:

jc dijo...

hola tengo 24 años soy casado y tengo una pequeña de 16 meses asiendo recuento de mi vida e tenido varis episodios de depresion e inseguridad a lo largo de mi vida pero hace dcasi 3 años para aca e estado tenien constantes episodios que heetado hazta hospitalizada por sufrir gastritis nerviosa y estos episodio an tardado mas del mes para poder sobre salir y estar bien pero hara tengo casi dos meses que no he podido salir de esta depresion y no se que la cause por que tengo salud , una niña sana, y un buen esposo que no toma, no fuma , ni se va or ahy con sus amigos dejandome sola el es muy traabajador y tenemos un pequeño negosio garasias a dios nego ami familia tengo un hogar y alimento que no me a faltado gracias a dios y por si fuera poco tengo a dios con migo y aun con todo esto no se porque no puedo permitirme ser feliz no se aque temo por que tengo ansias por llorar no se por que siento culpabilidad angustia sin ganas de hacer nada ni de comer lo malo de todo esto es que me empieso a sentir enferma me empiesa a doler el estomago empiezo a vomitar me siento acalambrada de mi cuerpo me siento nerviosa como si fuera a pasar algo malo no no soporto estar sola en casa cuando mi esposo tiene que salir a hacer algo en la noche a si que me voy con el o con mi mama para que cuando el se desacupe valla por mi y asi llegar los dos a casa solo asi puedo dormir en mi casa necesito apartar esto de mi por que siento que ya no puedo mas es me puede afectar tanto en mi vida personal como sentimental aun que ya he hablado con varias personas y me dicen que esto se trata de que yo me tengo que mentalizar positivamente y sobreponerme a salir adelante permitirme ser feliz pero siento que no puedo por mas que trato no puedo esto me esta afectando tango que hasta me enfermo del gastrites me da fiebre y esto se esta apoderando de mi cada vez mas tengo miedo de no superalo quedar mal necesito ayuda y no se como salir de esto

jmuro dijo...

hola mi nombre es Juan flores y sufro de depresion ,tengo una novia ke ,esta enferma de depresion kisiera ayudarla por k la amo con todo mi corazon y no kisiera perder su amor ,si alguien me pudiera dar un consejo de como poder comportarme con una persona asi la amo con todo mi corazon

THOMAS DJ dijo...

hola a todos como estan pues desgraciadamente yo tambien estoy asi pero soy de aquellas personas que les cuesta mucho trabajo desir lo que uno siente hasta luego bey escrire pronto haber si una de estas me doy valor para contar un poco de lo mucho que me ha pasado

VALIENTE dijo...

hola me uno a ustedes y los comprendo porque es difícil dejar de sentirse así deprimido que te levantas de tu cama cada mañana y piensas en lo obstinado que es la vida que tanto afán para nada, de que porque perdí ciertas cosas en mi vida por ser inmadura entre otros sentimientos. PERO AMIGOS COMPRENDÍ DESPUÉS DE TOCAR FONDO EN ESTOS SENTIMIENTOS ASQUEROSOS DE TRISTEZA QUE SOLO DIOS PUEDE SACARLO A UNO DE AHÍ ME PREGUNTARAN COMO..... Y ESTA ES LA RESPUESTA VE A TU HABITACIÓN A ESE LUGAR EN DONDE SIEMPRE NOS REFUGIAMOS A PENSAR EN LO TRISTE QUE NOS SENTIMOS Y ARRODÍLLATE DILE A DIOS YA NO PUEDO MAS SOLO TU SABES LO QUE SIENTO Y PIENSO TOMA MI VIDA DAME GANAS DE VIVIR Y ABRE TU CORAZÓN A EL PERMITE LE QUE TE AYUDE Y EL LO HARÁ POR MAS QUE INTENTEMOS HACERLO NOSOTROS NO SE VA A PODER SOLO UN SER COMO DIOS QUE NOS CONOCE NOS PODRÁ SER VALIENTES PARA VENCER Y VENCER Y SEGUIR VENCIENDO Y VA TRANSFORMAR TU TRISTEZA EN ALEGRÍA TE LO ASEGURO.

Gianina Sanchez dijo...

La depresion y como salir de ella es todo un tema extenso, mas alla de todo es reconocer que nos llevo hasta eso, que situacion exacta, definir, decifrar si hace falta, pues para hallar una solucion tenemos que tener claro el fondo del problema, y solo asi se empezara a trabajar en ello, en este articulo s ehan tocado cosa interesante y de por si ayudaran muchisimo a quien llegue hasta aqui. Excelente contenido y gracias por publicarlo.

Gianina
Como mejorar la autoestima