miércoles, 27 de abril de 2016

VIVE EN ARMONIA CONTIGO MISMA


No te compliques tanto la vida

Nada de lo que hacemos agradará a los que no valoran la vida, la fe y la esperanza. Mas eso no debe tener importancia para ti, tú debes ser mejor cada día; nunca lograrás complacer a todos, eres una persona única y no hay otra que haga o piense como tú.

 Seguramente muchas veces tratarás de hacer cosas buenas y no lo lograrás; otras veces, cuando consigas hacer cosas buenas no te lo reconocerán ni agradecerán. Sea como sea, nunca dejes que la falta de éxito o reconocimiento te quite las ganas de seguir haciendo lo correcto, siempre sigue adelante sin perder tus buenas buenas intenciones... quizás algún día los seres humanos logremos vivir en armonía y en paz con todos.
-Siempre tengamos en cuenta que si actuamos mal, acabaremos recibiendo más de lo mismo; el odio crea más odio, pero el amor mucho más amor-
No te compliques tanto la vida

Vive en armonía contigo mismo.
 Sé feliz y deja que el mundo también lo sea, perdona a todos y ama a los que están a tu lado... Es lo mejor que podemos hacer cada día que pasa.
Todo cuanto ahoga hagamos por los demás,
 algún día llegará a ser nuestro legado.

Vivamos la vida de forma tranquila y armoniosa, intentando que todas las personas que están en nuestras vidas lo estén también. Seamos buenas personas, y ayudémosles a serlo también. Ya con eso, la vida se encargará de pagarnos el bien que hacemos.
La vida ya es demasiado complicada
 como para que nosotros lo hagamos peor,
 mejor vivamos libres y en armonía.

lunes, 11 de abril de 2016

SOMOS LLORONAS PERO NO COBARDES

Photobucket“Todo tiene su tiempo, tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz”.
¿Que la mayoría de las mujeres somos susceptibles? Si. ¿Que las mujeres somos lloronas? También. ¿Qué somos llenas de vericuetos y angustias? es verdad. A ratos somos un poco dramáticas y exageradas, a lo mejor.
Sin embargo es esa condición lo que nos hace diferentes al pragmatismo de género masculino. No es
fácil para nosotras las mujeres aguantar un dolor profundo, la boca tiembla, los ojos se ponen vidriosos, se quebranta la voz… y el nudo aquel de la garganta duele… No es fácil contenerlo… y todo eso es generado por un motivo.
Dios conoce mi corazón, conoce mis lágrimas, conoce mi pasado y mi presente y sabe mis temores. Si tiene contado cada unos de mis cabellos pues sabe el número de lágrimas derramadas con o sin razón. Pero eso no nos justifica ser porcelanas que al mayor golpe se rompan. Una cosa es ser susceptible y otra muy diferente es ser cobarde.
Ahora bien ¿Que ganas con llorar y no hacer nada? ese es el punto en que no se debe caer. Eso es llorando y solucionando, cogiendo las riendas de lo que me produce esa angustia, orar, pedir sabiduría y suplicar un corazón plenamente confiando en Cristo.
En la vida se presentan situaciones inesperadas que deslumbran o desconciertan. Confiar en el hombre no es fácil. La confianza no es fácil cuando en tu corazón tienes guardado el pasado y no lo has dejado ir. Confiar en quienes te han hecho daño aún amándote es muy difícil pero Dios te impulsa a hacerlo porque ya no es en tus fuerzas sino en las suyas. Cada momento de aflicción es una oportunidad más para crecer, para demostrarle a Dios que confiamos antes que en el hombre en él.
Mujeres como yo, sentirse mal por un momento es muy normal, el corazón nuestro es muy consentido y le gusta el buen trato, tanto que el menor brinquito inesperado nos sentimos vulnerables, y salen a flote basuritas que no se han limpiado. Sin embargo en ocasiones, las cosas pasan porque Dios busca fortalecer las debilidades que nos hacen esclavas.
Sentirse afligida por momentos no es malo, llorar ayuda a limpiar el alma, a reflexionar y a sentirse más cerca de Dios… allí Dios se manifiesta más fácil en ese momento pleno de emotividad… y siempre habla, siempre de alguna manera no te abandona, te manda a quién menos imaginas para decirte que él está allí, que para los que aman a Dios todo les sale bien y tenemos un final feliz.
Las cosas viejas pasaron, confiemos en Dios y con prudencia y sabiduría démosle la oportunidad a otros de demostrar que como nosotros también Dios, les ha cambiado. Aunque no es fácil debemos arriesgarnos a creer una vez más,  pero esta vez con el respaldo de Dios.

martes, 15 de marzo de 2016

¿ MUJER FUERTE OH MUJER CON FUERZA ?



Una mujer fuerte suda todo el día para mantener su cuerpo en forma…
Una mujer de fuerza construye Relaciones para mantener su alma en forma.
Una mujer fuerte no tiene miedo de nada…
Una mujer de fuerza demuestra coraje, en medio de sus miedos.
Una mujer fuerte no permite que Nadie saque lo mejor de ella…
Una mujer de fuerza dá lo mejor de sí a todos.
Una mujer fuerte comete errores y Los evita en lo futuro…
Una mujer de fuerza Percibe que los errores en la vida, también pueden
ser bendiciones inesperadas y aprende con ellos.
Una mujer fuerte tiene la seguridad en su mirada…
Una mujer de fuerza tiene la gracia.
Una mujer fuerte cree que ella es lo suficientemente fuerte para la jornada…
Una mujer de fuerza tiene fé que es durante la jornada que ella se volverá fuerte.

jueves, 25 de febrero de 2016

EL PERFIL DE LA MUJER DE DIOS

http://1.bp.blogspot.com/_FxIb2RQMEa8/R84Abj-So6I/AAAAAAAAABA/SAKHfpgiaNU/S660/Mujer+Virtuosa1.jpg



Hoy en la mañana quería planchar una mi camisa y ¡no pude! Conecte la licuadora, espere que calentara y ¡nada de nada!... ¿Qué? ¿No puedo planchar con una licuadora? ¿Por qué? ¡Ah! solo puedo licuar cosas con una licuadora…y si quiero planchar algo, debo usar una plancha. Es decir que todas las cosas fueron hechas para algo en específico… una estufa para calentar, una refrigeradora para enfriar, una plancha para calentar y una licuadora para licuar.  
 
Todo fue creado para algo específico. A veces la gente usa los libros para sostener mesas pero realmente fueron creados para ¡ser leídos!.  Por eso han de ver tantos tontitos… todo fue creado con un propósito y funciona óptimamente cuando es usado para dicho propósito.
 
Podemos usar un celular para martillar un clavo pero lo ideal es que usemos un martillo. ¿Sabes porqué a mucha gente parece que  no le  salen bien las cosas? Porque no están viviendo en su propósito. Cuando tu caminas, te mueves, tomas decisiones, vives, funcionas de acuerdo a tu propósito…todo funciona bien. ¿Me estoy dando a explicar?
 
Pero cuando caminas, te mueves, tomas decisiones, vives, funcionas fuera de tu propósito, simplemente estamos queriendo calentar algo con una nevera o planchar con una licuadora… Todos nacimos con un propósito. Absolutamente todos.
Como Mujer tienes un Propósito de vida totalmente distinto al del Hombre.

 Ahora ¿cuál es tu propósito? Aquí no valen esas frasecitas: “yo nací para sufrir” ó “yo nací para ser víctima del llanto” ó “yo no sirvo para nada…”
 
NO. Tienes un Propósito.
Es vital saber tu función en la vida. Formas parte de un plan más allá de toda expectativa humana. Tu Vales mucho. Es vital que sepas para que funciones bien, porque si no sabemos para qué servimos, en qué funcionamos bien…¡¡¡ podrías pasarte la vida entera intentando planchar y eres licuadora!!! Y te deprimes porque no sabes planchar bien… ¡pero es que habías nacido para licuar!
 

Dijo luego el Señor Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada".
Génesis 2:18

 Dios creó al hombre y después creó a la mujer. Hubo un tiempo entre la creación de ambos. Porque Dios creó a la mujer para ayuda idónea del hombre.
 
El Primer Propósito por el cual Dios creó a la mujer NO fue simplemente para tener hijos; ¡fue ser de ayuda idónea! ¡Está esa idea de que la mujer fue creada para tener hijos! Y el verdadero Propósito de ella fue ser AYUDA IDÓNEA.

lunes, 1 de febrero de 2016

SI TE HAS SENTIDO SOLA

No estás sola si te tienes a ti misma


Me he preguntado quién es el problema:
¿Qué o quiénes causan mis tristezas? ¿Son ellos, las personas que me decepcionan y hieren el problema? ¿O el problema lo soy yo misma? Estas preguntas y muchas más rondaban en mi mente día tras día.
Y llegue a la conclusión de que no se trata de definir un problema, buscar respuestas o tener explicación para todo. Se trata de los prejuicios, de hábitos, de circunstancias que en algún momento pasaron y te marcaron, de limitaciones que ahora no te dejan ver.
SABES ALGO; por cada línea de llegada, hay una de partida y todo tiene su propósito. Es difícil, pero no imposible. Día a día trato de salir adelante porque detrás de cada logro hay un desafío. Todo tiene sus dos caras; no hay que vivir de recuerdos, ni tampoco quedarse en la misma página. Hay que salir adelante y coger fuerzas aunque creas que no la tienes, LUCHA porque después de la tormenta viene la calma.
Sigue adelante sin rendirte
HAY QUE SEGUIR ADELANTE, aunque todos te digan que abandones.
A veces me dan ganas de rendirme, y alguna que otra vez lo he hecho. Pero ante todo, he aprendido que hay que tener la convicción de que todo pasa por algo, y si no pasa también es por algo. No hay que esperar un mensaje o señal divina, porque somos nosotras mismas las responsables de nuestras propias vidas. A veces estoy destrozada pero confío en el universo y en Dios, porque cuando una puerta se cierra otra más grande se abre. Así pues, confía, aunque te parezca que todo te lleva a abandonar y rendirte, no lo hagas; lucha, sigue adelante y confía que pese a todo, Dios está contigo.
Cuando todo va mal y sientes que todo está en contra, es cuando tienes que despertar, ver la realidad, y tomar conciencia: Es en tus propias manos en quien se encuentra el destino de tu vida, tus decisiones, sueños y anhelos. Debes hacerte responsable y debes seguir intentándolo aunque sea difícil; aunque no le vas sentido, si sabes que es por tu bien, sigue no te detengas.
SI TE HAS SENTIDO SOLA, déjame decirte que no lo estás: cuentas con innumerables fuerzas, deseos, sonrisas, esperanzas, sueños, amor y paz. Tal vez sean cosas que no ves ahora mismo, pero ahí: dentro de ti. Como mujer tienes el potencial de superar todo lo que venga. Confía que no estás sola, pues te tienes a ti misma, que no es poco.
© Autor: Tania Veras,
 en calidad de Invitada Especial.
¿Has escrito algo bueno que crees que podríamos publicar en Toda Mujer es Bella?
–¡Envíanoslo, nos gustará leerte!
No estás sola si te tienes a ti misma
Aunque te sientas sola, puedes salir adelante

Es difícil, pero sí, he de avanzar y lo haré.
Lo intentaré
Por muy sola, abandonada, defraudada o mal que te sientas, puedes salir adelante. Confía, nunca dejes de avanzar. Algún día llegarás a algo mejor.

jueves, 7 de enero de 2016

UN DEFECTO EN LA MUJER




Para cuando Dios hizo a la mujer, ya estaba en su sexto día de trabajo de horas extras.
Un ángel apareció y le dijo:
– “Por qué pones tanto tiempo en ésta?”
Y El Señor contestó:
– “Has visto mi Hoja de Especificaciones para ella? Debe ser completamente lavable, pero no ser de plástico, tener más de 200 piezas movibles, todas cambiables y ser capaz de funcionar con una dieta de cualquier cosa y sobras, tener un regazo que pueda acomodar cuatro niños al mismo tiempo, tener un beso que pueda curar desde una rodilla raspada hasta un corazón roto y lo hará todo con solamente dos manos.”
El ángel se maravilló de los requisitos.
– “Solamente dos manos….Imposible! Y este es solamente el modelo estándar? Es demasiado trabajo para un día…Espera hasta mañana para terminarla.“
– “No lo haré, protestó el Señor. Estoy tan cerca de terminar esta creación que es favorita de mi propio corazón. Ella ya se cura sola cuando está enferma y puede trabajar días de 18 horas.”
El ángel se acercó más y tocó a la mujer.
– “Pero la has hecho tan suave, Señor!”
– “Es suave”- dijo Dios – “pero la he hecho también fuerte. No tienes idea de lo que puede aguantar o lograr.”
– “Será capaz de pensar?” preguntó el ángel.
Dios contestó:
– “No solamente será capaz de pensar sino que razonar y de negociar.”
El ángel entonces notó algo y alargando la mano tocó la mejilla de la mujer….
-“Señor, parece que este modelo tiene una fuga… Te dije que estabas tratando de poner demasiadas cosas en ella.”
– “Eso no es ninguna fuga… es una lágrima” lo corrigió El Señor.
– “Para qué es la lágrima?” preguntó el ángel.
Y Dios dijo:
– “Las lágrimas son su manera de expresar su dicha, su pena, su desengaño, su amor, su soledad, su sufrimiento, y su orgullo.”
Esto impresionó mucho al ángel:
– “Eres un genio, Señor, pensaste en todo. La mujer es verdaderamente maravillosa!”
Lo es!
La mujer tiene fuerzas que maravillan a los hombres.
Aguantan dificultades, llevan grandes cargas, pero tienen felicidad, amor y dicha.
Sonríen cuando quieren gritar.
Cantan cuando quieren llorar.
Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas.
Luchan por lo que creen.
Se enfrentan a la injusticia.
No aceptan “no” por respuesta cuando ellas creen que hay una solución mejor.
Se privan para que su familia pueda tener.
Van al médico con una amiga que tiene miedo de ir.
Aman incondicionalmente.
Lloran cuando sus hijos triunfan y se alegran cuando sus amistades consiguen premios.
Son felices cuando escuchan sobre un nacimiento o una boda.
Su corazón se rompe cuando muere una amiga.
Sufren con la pérdida de un ser querido, sin embargo son fuertes cuando piensan que ya no hay más fuerza.
Saben que un beso y un abrazo pueden ayudar a curar un corazón roto.
Sin embargo, hay un defecto en la mujer:
Es que se le olvida cuánto vale.